Estás aquí 👉🏿
Eugenio se jubila tras 22 años de trabajo en el Centro Especial de Empleo PLASER
Eugenio se jubila tras 22 años de trabajo en el Centro Especial de Empleo PLASER

Eugenio se jubila tras 22 años de trabajo en el Centro Especial de Empleo PLASER

El acceso al empleo es una de las principales preocupaciones para cualquier persona en edad de trabajar, siendo una actividad esencial para el desarrollo personal. Encontrar un empleo estable es el objetivo de muchas de estas personas. Con ello se pretenden desarrollar relaciones sociales laborales, obtener independencia económica y aumentar la calidad de vida.

Para todas las personas encontrar un empleo requiere de esfuerzo y en el caso de ser una persona con discapacidad intelectual el nivel de esfuerzo se ve incrementado ante la dificultad del acceso a una formación adaptada y a una limitación de perfiles profesionales a los que optar. Todo ello en un entorno competitivo por el acceso al empleo. Debido a estas dificultades, desde la Asociación Placeat Plena Inclusión se decidió impulsar la creación de un centro especial de empleo, dando una oportunidad de acceso al mercado laboral a través de un empleo protegido para estas personas que, una vez formadas, estaban en condiciones de acceder al mercado de trabajo y desempeñar todas las tareas inherentes al puesto. Participando de esta forma en los mismos procesos vitales que el resto de las personas de su entorno.

El Centro Especial de Empleo PLASER inicia su andadura en el año 1999, con la actividad económica de jardinería y con el alta de sus primeros cuatro trabajadores con discapacidad intelectual. Uno de estos trabajadores fue Eugenio Núñez, que el 28 de febrero de 2021 pone fin a su etapa como trabajador del Centro Especial de Empleo PLASER, tras veintidóss años de antigüedad en la empresa y a la edad de 59 años.  Se convierte de esta forma en el primer trabajador con discapacidad intelectual del Centro Especial de Empleo en alcanzar la jubilación. Un hito importantísimo para cualquier trabajador y más aún para un trabajador con discapacidad intelectual.

Eugenio ha desarrollado toda su vida laboral en PLASER. Accedió al empleo tras formarse como jardinero en cursos impartidos por la Asociación PLACEAT. A partir de ahí pasó a formar parte de la plantilla del recién creado Centro Especial de Empleo.

El trabajo constituyó una fuente de autoestima importantísima para Eugenio, desarrollando con él una vida social y relacional en la ciudad de Plasencia, ya que en la mayor parte de su vida laboral ha desempeñado las tareas de jardinero en la Ciudad Deportiva de Plasencia, lugar al que acuden muchos placentinos y placentinas a realizar actividades deportivas y donde Eugenio se ha encargado de mantener los jardines y zonas verdes en perfecto estado para el uso y disfrute de los usuarios de estas instalaciones, formando parte de un espacio inclusivo y teniendo una imagen normalizada en el entorno.

Eugenio se ha convertido en una inspiración para las personas jóvenes de este colectivo, recibió una formación, optó a un puesto de trabajo que ha desarrollado con profesionalidad durante más de dos décadas. Demostrado que no solo se puede trabajar, sino que ha sido capaz de crecer profesionalmente y adaptarse a las nuevas circunstancias cuando ha surgido la necesidad. Como en los últimos años, cuando tuvo que dejar de ser jardinero y pasar a formar parte de la plantilla de limpieza y lavandería de PLASER en la residencia de San Gil, debido a un problema de salud que le impedía desarrollar tareas al aire libre.

En los últimos meses ya se veía a Eugenio impaciente porque llegase este día, sigue siendo una persona muy activa y con ganas de no parar, pero como cualquier jubilado ya con otros ritmos que no estén atados a un horario y a una jornada laboral. Eugenio seguirá ligado a la Asociación PLACEAT Plena Inclusión ya que es residente y nos cuenta que su deseo en esta nueva etapa de su vida es “tener unas cuantas gallinas y cuidar de ellas”.

No quiere dejar de participar en las actividades de la Asociación, sino más bien todo lo contrario, quiere disfrutar aún más de ellas. Ya que en su etapa como trabajador sus obligaciones laborales y su responsabilidad ante el trabajo no le permitían acceder a muchas de estas actividades sociales y de voluntariado.

Desde el centro especial de empleo no queda más que agradecer a Eugenio todos estos años y desearle que disfrute mucho en la nueva etapa de su vida que ahora comienza.

🥰 ¡Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Ir al contenido
Enable Notifications    OK No thanks