Crónica de la V Etapa de la Marcha 2018 (Final)

Facebook
Twitter
Google+
WhatsApp
Email

Crónica de la V y última Etapa de la Marcha Andando Malpartida de Cáceres- Cáceres

Hoy nos levantamos a las seis de la mañana con la sensación agridulce de que nuestra aventura se acaba, y cada pequeño detalle (cargar las maletas en la furgoneta, guardar el botiquín, las medicaciones, desayunar de pie…) no hacen más que acrecentar las emociones.
Tenemos una visita especial porque nos acompañarán en esta etapa José y Jorge Avis; e Ismael Blanco; todo el mundo está muy contento de verlos… y además nada más llegar a Cáceres nos espera Arsenio Amor para guiarnos hasta el ayuntamiento.
La etapa se desarrolla íntegramente por cordeles y cañadas a través de Los Barruecos, ahora que nos hemos acostumbrado a estos paisajes tan singulares llega el momento de despedirnos de ellos.
Recorridos unos diez kilómetros, atravesamos la autovía por un puente y nos topamos de frente con la gran ciudad; concretamente el barrio minero de Aldea Moret. Allí nos encontramos con Arsenio Amor que es recibido como un histórico de las Marchas de Placeat.
Nos guía hasta el ayuntamiento donde nos aguarda las concejala de Accesibilidad, Asuntos Sociales y Mujer; Maria Luisa Caldera, y en el salón de plenos le hicimos nuestra entrega habitual (Manifiesto sobre los derechos de las personas con discapacidad, un dossier de la marcha, y una muestra de productos Placeat). A la salida nos hicimos una foto con ella; y de repente apareció la Alcaldesa Elena Nevado para disculparse por no haber podido atendernos, y muy amable nos dedicó unas palabras.

Del ayuntamiento nos dirigimos a la sede de la Diputación disfrutando de una pequeña porción del casco antiguo de Cáceres; nos recibe la Diputada de Igualdad y Políticas Sociales Doña Mª Fe Plata Herrero, y cuál es nuestra sorpresa al reconocer a lo lejos en un lugar preferencial (la entrada al salón de plenos) el tapiz-repostero que realizaron nuestros compañeros de encuadernación allá por el año 2016.

Una vez ya en el salón de plenos, lo habitual, unas palabras de agradecimiento mutuo seguido por el intercambio de regalos. En esta ocasión nos tocó una bolsa con una gorra, una camiseta, un bolígrafo y un abanico.
Sobre la una nos volvemos al Cispla con las ganas de ver a nuestros compañeros y contarles todo lo que hemos visto y nos ha sucedido; y pensando mucho en qué posibles destinos nos esperan en 2019.

Para ver imágenes de esta V Etapa final, pincha en cualquier parte de este texto que estás leyendo

Deja un comentario